Cuatro Tipos de Matrimonio Bajo la Ley Romana

 

 

 

En los tiempos del Nuevo Testamento se practicaban cuatro tipos de matrimonios bajo la ley romana. El primero era llamado contubernium, que significa “compañero de carpa.” Lo llevaban a cabo los dueños de esclavos, quienes generalmente trataban a sus esclavos como propiedades infrahumanas. Si un hombre y una mujer que eran esclavos querían casarse, su amo podía dejarles vivir juntos en este primer estado.

 

El arreglo, solo duraba mientras lo permitía el amo. Este tenía, trágicamente, la libertad de separarlos, fijar arreglos con otras parejas o vender a uno de ellos. Muchos de los primeros cristianos fueron esclavos, y algunos de ellos habían vivido, quizá todavía estaban viviendo en este tipo de relación conyugal. Aunque la plaga de la esclavitud aun en algunas partes del mundo, es rara. Lo que es común hoy como en el mundo de los corintios es la abundancia de convivencia sexual, lo cual es básicamente lo que legislaba el contubernium.

 

Un segundo tipo de matrimonio se llamaba usus, en forma de lo que llamamos matrimonio consensual, el cual reconocía a una pareja como esposo y esposa después de que habían vivido juntos durante un año. Tenemos situaciones como esa hoy en la que un hombre y una mujer han vivido juntos lo suficiente para tener varios hijos, pero nunca se han casado legalmente.

 

Un tercer tipo era el coemptio in manum, en el que un padre vendía a su hija a un futuro esposo. Tales arreglos todavía ocurren hoy. Un hombre que se convirtió en nuevo creyente me contó de una esposa que su familia le había comprado en el Oriente. Ella no le gustaba, de modo que él se fue a vivir a los Estados Unidos de América. Después de seis años se convirtió en cristiano y quiso saber lo que Dios quería que hiciese con ella. Esos asuntos eran temas diarios en la iglesia de Corinto. Quizás usted está comenzando a entender por qué la gente en los tiempos del Nuevo Testamento tenía serias preguntas sobre el matrimonio. Anímese; ya que Dios proveyó de respuestas para ellos, su palabra puede por cierto ayudarnos con nuestros problemas matrimoniales.

 

El cuarto tipo de matrimonio bajo el imperio romano era mucho más elevado que los anteriores tres. Los miembros de la clase patricia, la nobleza. Se casaban en un servicio llamado confarreatio, sobre el cual se basa la ceremonia moderna del matrimonio cristiano. Lo adoptó la Iglesia Católica Romana en tiempos medievales y se usaba con ciertas modificaciones cristianas, llegando, con pocos cambios, al protestantismo mediante la Reforma. La ceremonia original implicaba la participación de ambas familias en los arreglos de la boda, una matrona para que acompañase al novio, el intercambio de votos, un velo que llevaba la novia, el ofrecimiento de un anillo (puesto en el tercer dedo de la mano izquierda), un ramo de flores nupciales y un pastel de bodas.

 

 

 

(Tomado de El dilema del Divorcio)